domingo, 21 de febrero de 2016

A veces se es necesario caer para levantarse con más fuerza

Les escribo esta entrada en el día de mi cumpleaños, la razón es que estoy triste, he llorado muchas veces en un sólo día pero no les voy a hablar de eso, sino de que me he puesto a pensar estos últimos tres días acerca de todo lo que he perdido, a esas personas inrremplazables en mi vida, a tantos recuerdos perdidos y oportunidades que pude crear junto a ellos u otras personas. Mi antigua vecina, mejor amigo, el amor de mi vida, mi abuelita... Personas así de cercanas a mi, ya sea porque fallecieron, o porque así debía ser, o hasta porque así quisieron ahora ya no están conmigo ni lo van a estar.

Soy una persona extremadamente pensativa, sobretodo me obsesiono con el pasado y me ilusiono demasiado con el futuro por lo que me dan bajones de autoestima muchas veces, la verdad es que momentos como esos son los que pone el destino, la vida, Dios, el Universo, lo que sea o quien sea para ponernos a prueba, para saber qué tan fuertes somos, qué tan confiados y cuál o cuánto será nuestro coraje para enfrentarlo. Y es que a veces se es necesario caer para levantarse con más fuerza. Por más que duela y aún si caemos tan profundo, levantarse es una obligación para luchar por nosotros mismos, ser más fuertes cada día y superarnos.
El tiempo no para y no vuelve, así que no hay que hacerlo nosotros tampoco, los pasos que damos hacia atrás sólo deberían ser para tomar impulso, para descansar un poco y ver qué tan lejos hemos llegado. 

No les voy a dar consejos pues seguramente los que están en una situación similar ya lo saben y lo único que quieren es una reafirmación o alguien que los escuche para sentirse comprendidos. Si no saben por donde empezar, está bien; si no dejan de llorar por lo que sea, está bien; si sólo desean desaparecer créeme está bien, si se enojan con la vida está más que bien.
Lo que está prohibido es quedarse ahí, vagando por toda la eternidad en busca de alguien que se apiade ¡ESO NO! Levanta la cara ya porque eres y serás más fuerte con cada caída, porque ya aprendiste y vas a aprender mucho más, prepárate y no dejes que vuelva a pasar que algo te afecte tanto, no temas a volver a caer pues te repito que seguirá siendo así y tú ya estarás con un pie adelante. Vas a levantarte más fuerte que nunca y vas a continuar caminando, nunca permitirás que nada ni nadie te impida continuar aún si sientes que te caes a pedazos. Recuerda siempre que por cada cosa que pases, te estás preparado para enfrentar cualquier cosa que se te cruce en el camino de la vida. 
Dibujo dedicado a las personas que ya no están en esta vida

6 comentarios:

  1. Tus palabras me han dado que pensar, muchos besos;))

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente esas son cosas que pasan en la vida. Llegamos a un punto en el que comenzamos a ver la realidad como es, de ahí nos queda partir a madurar aceptándolas y sobrellevándolas de la mejor manera. Animo

    ResponderEliminar
  3. Son cosas que suceden. Hay personas que se van pero también hay otras que siguen ahí para ti.
    Cómo dicen por ahí: No mires hacia el pasado, te distrae del futuro.

    Muchos ánimos, después de la tormenta viene la calma.
    Un abrazote ♥

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado pensando, me encanta el post
    Espero tu opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo post, la vida a veces nos pone dificultades para darnos más fuerzas en el futuro. Después de un día gris saldrá siempre el sol tarde o temprano.
    Animos linda, besitos♥

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Que linda entrada, me ha dado mucho que pensar..
    Un beso <3.

    ResponderEliminar