domingo, 17 de enero de 2016

Las almas gemelas no existen

Tal vez por el título piensen que soy una histérica u amargada y sí, tienen razón pero ese no es el caso. Este es mi primer post ''oficial'' en este blog, tuve que hacer y rehacer este tema, pues hay cosas sin importancia y otras con demasiada que no deben ser explicadas por ciertas razones. Esta es mi opinión, la más mía, aún así siempre se aceptan diferentes y contradictorias.

En algún tiempo de la vida, se encuentra a alguna persona especial, a la persona más linda que nuestros ojos podrían ver y nos enamoramos. La encontramos perfecta, única y no le vemos error o defecto alguno aún si estuviera viéndose a kilómetros de distancia, creamos un vínculo tan especial que esa persona simplemente ''lo es todo''.
La relación parece lo más lindo del mundo, todo va de maravilla hasta que de repente algo te hace bajar bruscamente de la nube. Ya sea alguna actitud, terceros, opiniones, todo es válido y te decepcionas, te das cuenta que esa persona es humana. Tal vez se ignora, otras se calla, se aguanta y/o posiblemente se supera; aunque también podría originar una pelea, una discusión, y en casos ''extremos'' acabar con la armonía y el amor. Al escribir todo esto no me refiero a solo una relación amorosa, sino, también a una amistad, esa que tienes con un enorme e increíble grado de afinidad con alguien más.

Según la historia de las almas gemelas, son las dos mitades de un alma que se buscan  para volver a unirse. También existe la leyenda del hilo rojo la cual cuenta que este existe y es el cual une a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romperse.
Ahora bien, lo que me ha llevado a mi conclusión inicial: No es que no crea en el amor o que lo vea como una tortura y no quiera saber nada de él, si no que cuando mi primer amor me terminó me dijo algo que me hizo pensar y llorar tanto, pero era la realidad.
''Es que somos muy dependientes el uno del otro.... Y además creo que me gusta alguien más.''
¡Exacto! Los sentimientos y el corazón contra el suelo, incluso mi escasa dignidad. No lo quería dejar aun si nos hacíamos daño mutuo o si fuese ''la otra'', seguíamos juntos pero la relación sólo era una montaña rusa. La realidad era que me sentía sola. No sé si nos confiamos demasiado o nos engañamos desde el principio pero eso ya no podía seguir, la relación que tuve por más de un año terminó, no sin antes doler mucho.
Así, también recordé el origen de tantas cosas, de tantos problemas, él ya no era lo mismo a lo que recordaba, ni yo; era una obsesión enferma, una dependencia disfrazada de amor, victima y victimario a la vez. Lo peor fue que no terminó ahí.

Ser todo y nada a la vez es confuso, como personas dependientes volvíamos erróneamente a lo mismo y aquí es donde vuelvo a lo mencionado anteriormente ''...se buscan  para volver a unirse'' o ''...están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias'' ¿por qué? ¿para dañarse? Tal vez las personas que dijeron eso sólo buscaban una excusa para regresar con alguien a quien no quisieron olvidar.

Pasaron meses para que ese circulo vicioso acabara, mi error o salvación fue enamorarme de alguien más, de alguien a quien desde que lo vi me atrajo y a quien desde el principio creí conocer aún sin saber ni su nombre (que puta ¿no?). Tampoco fue fácil, no me sentía muy segura sin embargo me arriesgué y de una forma infantil le dije la verdad, él me gustaba desde hace tiempo pero hasta poco antes de decirle había puesto mi absoluta atención hacia él, eso sin buscar alguna relación amorosa.
Mi resultado fue que ese chico terminó mostrándome todo aquello que a nadie más, fue él mismo enteramente y no pude evitar enamorarme de verdad. Admito que caí un par de veces ante las palabras de mi primer amor, no obstante el chico se dispuso a ayudarme a olvidar y a avanzar, si se lo permitía, estaría a mi lado si lo deseara, y aún si le dijera ''te odio'' estaría para mí, perdonaría todo y esperaría lo que fuese... Volví a sentir bonito inevitablemente, platicar con él me hace tanto bien y me da mucha paz.

Las almas gemelas no existen pues yo creo que cada pareja u enamorados decide ser lo que desee, puedes amar de casi misma manera a una persona que a otra; a como lo veo, el amor es algo flexible si se está con la persona correcta. Aún así, las relaciones dejan huella, años no se borran en meses, estoy bien por ahora y espero él también.
Tal vez no es ahora o tal vez no debió ser nunca, mientras me dedicaré a ser feliz y a superarme a mi misma y a esas ganas de repetir un daño constante, que hasta que toqué fondo fue cuando entendí y tomé iniciativa de que debía ser un adiós ''para siempre''.


1 comentario:

  1. Hola Ali!
    Muy linda entrada, yo la verdad no creo en las cosas predestinadas, almas gemelas y esas cosas.
    Pienso que en el amor depender del otro no sea del todo malo, pero no excesivamente.
    Me alegro mucho que estes ya anvanzando. Así sea gracias a otra persona o no, lo importante es que hayas entendido cuales fueron los problemas y la experiencia que estos han traido.
    Besitos.

    ResponderEliminar